Tocolíticos para la rotura prematura de membranas pretérmino

Tocolíticos para la rotura prematura de membranas pretérmino

Resumen de la BSR

Resultados de la revisión: El objetivo de esta revisión fue evaluar los beneficios de la tocólisis, en mujeres con rotura prematura de membranas pretérmino, entre la semana 23 y la semana 36 y seis días. Se incluyeron ocho estudios clínicos (408 mujeres) en la revisión. Los estudios incluidos en la revisión fueron los siguientes: siete estudios clínicos, en los que se compararon los tratamientos con y sin tocolíticos (cuatros estudios clínicos en los que se evaluó el uso de ritodrina, un estudio clínico en el que se evaluó el uso de la combinación de ritodrina y magnesio, un estudio clínico en el que se había comparado el uso de ritodrina, terbatulina o magnesio, y un estudio clínico en el que se había usado indometacina); un estudio clínico en el que se compararon dos tocolíticos (nifedipina con terbutalina). A pesar de que la tocólisis se relacionó con una latencia más prolongada y con menos nacimientos dentro de las 48 horas, también se la asoció a un mayor número de bebés con un puntaje de Apgar a los cinco minutos de menos de siete y un mayor uso de respiración asistida en el neonato. Se observó un riesgo significativamente mayor de corioamnionitis en mujeres con rotura prematura de membranas pretérmino que habían recibido tocólisis, antes de las 34 semanas, frente a la ausencia de tocólisis, que se basó en estudios pequeños de calidad inadecuada. En los estudios incluidos, no se administraron antibióticos ni corticoesteroides de manera sistemática. No se observaron diferencias significativas en los resultados maternoneonatales, cuando se comparó el uso de inhibidores de la ciclooxigenasa con la ausencia de tocólisis, el uso de bloqueantes del canal de calcio frente al uso de betamiméticos, antibióticos, corticoesteroides o la combinación de antibióticos y corticoesteroides.

Implementación: No hay evidencia que respalde el tratamiento con tocolíticos para las mujeres con rotura prematura de membranas pretérmino, debido a un aumento en la corioamnionitis materna, sin mejoras en los resultados neonatales. Sin embargo, en los estudios incluidos en esta revisión no se ha implementado el uso rutinario de antibióticos ni corticoesteroides, que actualmente se considera el tratamiento de referencia para la rotura prematura de membranas pretérmino.


Revisión Cochrane

Cita: Mackeen, A. D.; Seibel-Seamon, J.; Muhammad, J.; Baxter, J. K.; Berghella, V. ocolytics for preterm premature rupture of membranes. Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas 2014, Número 2. Art. n.º: CD007062. DOI: 10.1002/14651858.CD007062.pub3.

Resumen

En las mujeres con trabajo de parto prematuro, no se demostró que la tocólisis mejore la tasa de mortalidad perinatal. Sin embargo, estos inhibidores se suelen administrar durante 48 horas para que los corticoesteroides puedan actuar en la maduración fetal. Todavía existe controversia acerca del uso de la tocólisis en embarazadas con rotura prematura de membranas pretérmino. En teoría, la tocólisis podría prolongar el embarazo en mujeres con rotura prematura de membranas pretérmino, de este modo se obtiene un efecto beneficioso del corticoesteroide en la reducción de la morbimortalidad asociada con la prematurez.

Evaluar los posibles efectos beneficiosos y perjudiciales de la tocólisis en mujeres con rotura prematura de membranas pretérmino.

Se realizaron búsquedas en el Registro de Estudios Clínicos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (15 de enero de 2014).

Se incluyeron a las embarazadas con feto único y con rotura prematura de membranas pretérmino (23 semanas hasta 36 semanas y seis días). Se incluyeron todos los tratamientos con algún tocolítico comparados con ningún tocolítico, placebo u otro tocolítico.

Todos los autores de la revisión evaluaron los estudios para su inclusión. Se extrajeron los datos y se realizó una evaluación de su calidad.

Se incluyeron ocho estudios con un total de 408 mujeres. En siete de los estudios, se comparó la tocólisis con la ausencia de tocólisis. En un estudio se comparó la nifedipina con la terbutalina. En comparación con la ausencia de tocólisis, la tocólisis no se asoció con un efecto significativo en la mortalidad perinatal, en mujeres con rotura prematura de membranas pretérmino (razón de riesgo [RR]: 1,67; intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 0,85 a 3,29). La tocólisis se asoció con una latencia mayor (diferencia de medias [DM]: 73,12 horas; IC 95%: 20,21 a 126,03; tres estudios clínicos con 198 pacientes) y menos partos en un plazo de 48 horas (RR promedio: 0,55; IC 95%: 0,32 a 0,95; seis estudios clínicos de 354 mujeres; efectos aleatorios, Tau² = 0,18, I2 = 43%), en comparación con la ausencia de tocólisis. Sin embargo, la tocólisis se asoció con un aumento en la prueba de Apgar a los cinco minutos de menos de siete (RR: 6,05; IC 95%: 1,65 a 22,23; dos estudios clínicos con 160 pacientes) y un aumento en la necesidad de asistencia respiratoria del neonato (RR: 2,46; IC 95%: 1,14 a 5,34; un estudio clínico de 81 mujeres). En el análisis de subgrupos en el que se comparó el uso de betamiméticos con la ausencia de betamiméticos, la tocólisis se asoció con un aumento de la latencia y una significancia estadística limítrofe para la corioamnionitis. La tocólisis profiláctica con rotura prematura de membranas pretérmino se asoció con un aumento global de la latencia, sin beneficios adicionales en los resultados maternoneonatales. Hubo un aumento significativo del riesgo de corioamnionitis en las mujeres con rotura prematura de membranas pretérmino, que recibieron tocólisis, antes de las 34 semanas. Sin embargo, los resultados neonatales no fueron significativamente diferentes. No se observaron diferencias significativas en los resultados maternoneonatales de los análisis de subgrupos, cuando se comparó el uso de inhibidores de la ciclooxigenasa con la ausencia de tocólisis, el uso de bloqueantes del canal de calcio con el uso de betamiméticos, antibióticos, corticoesteroides o la combinación de antibióticos y corticoesteroides.

La revisión sugiere que la evidencia no es suficiente para apoyar el tratamiento tocolítico en las mujeres con rotura prematura de membranas pretérmino, dado que hubo un aumento en la corioamnionitis materna sin efectos beneficiosos significativos para el recién nacido. Sin embargo, en los estudios no se administraron, de manera sistemática, corticoesteroides ni antibióticos durante el período de latencia; ambos constituyen el tratamiento de referencia actual.