Misoprostol oral para la inducción del trabajo de parto

Misoprostol oral para la inducción del trabajo de parto

Resumen de la BSR

Hallazgos clave

En esta revisión, se comparó el misoprostol oral con otros agentes de inducción, entre ellos, los siguientes: oxitocina IV, dinoprostona vaginal, misoprostol sublingual, prostaglandinas intracervicales, y placebo o ningún tratamiento. Los hallazgos clave fueron los siguientes:

  • Las mujeres que recibieron misoprostol oral tuvieron tasas más altas de parto en el período de 24 horas que las que recibieron placebo o ningún tratamiento, sin cambios en el resultado perinatal.
  • En comparación con la administración de ningún tratamiento, el misoprostol oral se asoció con tasas más bajas de ingreso a la unidad de cuidados intensivos neonatales que la administración de oxitocina.
  • El misoprostol oral se asoció con tasas más bajas de cesárea en comparación con la oxitocina IV, con la dinoprostona vaginal y con el placebo o ningún tratamiento.
  • El misoprostol oral se asoció con tasas más altas de hiperestimulación uterina en comparación con las prostaglandinas intracervicales.
  • El misoprostol oral se asoció con tasas más altas de líquido amniótico teñido de meconio en comparación con la oxitocina.
  • No se detectó una diferencia significativa entre el misoprostol oral y el misoprostol sublingual; sin embargo, en comparación con el misoprostol vaginal, los resultados dependieron de la dosis. A medida que aumentó la dosis de misoprostol oral, también aumentó la tasa de hiperestimulación uterina.

Evidencia incluida en esta revisión

En la revisión, se incluyeron 76 estudios clínicos con 14 412 mujeres. La comparación más frecuente fue con el misoprostol vaginal (37 estudios clínicos). En los otros estudios clínicos, se comparó el misoprostol oral con el dinoprostol vaginal, las prostaglandinas intracervicales y la oxitocina IV.

Evaluación de la calidad

Se observó una heterogeneidad importante entre los estudios clínicos; sin embargo, debido a la gran cantidad de estudios incluidos, fue posible analizar los resultados. La mayoría de los estudios clínicos tuvieron riesgo bajo o incierto de sesgo.

Repercusiones clínicas

A pesar de las inquietudes acerca de la hiperestimulación uterina, el misoprostol oral parece tener eficacia comparable a la de la oxitocina. Los hallazgos parecen respaldar las dosis bajas (de 20 a 25 mcg en una solución) de misoprostol para la inducción del trabajo de parto. Antes del uso, deben considerarse cuidadosamente el cuadro clínico inicial y la historia clínica de la mujer.

Investigaciones futuras

Podrían diseñarse ECA adicionales en los que se investiguen dosis bajas de misoprostol, de 20 a 50 mcg. Además, los estudios cualitativos podrían ayudar a aclarar el valor que le dan las mujeres al hecho de tener un trabajo de parto más breve en comparación con los riesgos que acarrea un trabajo de parto con estas características.


Revisión Cochrane

Cita: Alfirevic, Z.; Aflaifel, N.; Weeks, A. Oral misoprostol for induction of labour. Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas 2014, Número 6. Art. n.º: CD001338. DOI: 10.1002/14651858.CD001338.pub3.

Resumen

Introducción

El misoprostol es una prostaglandina activa que se administra por vía oral. En la mayoría de los países, el misoprostol no está autorizado para inducir el trabajo de parto, pero su uso es común debido a que es barato y estable al calor.

Objetivos

Evaluar el uso del misoprostol oral para la inducción del trabajo de parto en mujeres con un feto viable.

Métodos de búsqueda

Se realizaron búsquedas en el Registro de Estudios Clínicos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (17 de enero de 2014).

Criterios de selección

Estudios clínicos aleatorizados en los que se compararan el misoprostol oral frente al placebo u otros métodos para la inducción del trabajo de parto en mujeres con un feto viable.

Recolección y análisis de datos

Dos autores de la revisión evaluaron, en forma independiente, los datos de los estudios clínicos mediante fichas técnicas con un diseño centralizado.

Resultados principales

En total, se detectaron 76 estudios clínicos (14 412 mujeres) con calidad mixta.

En 12 estudios clínicos en los que se comparó el misoprostol oral con la dinoprostona vaginal (3859 mujeres), las mujeres que recibieron misoprostol oral tuvieron menos probabilidades de necesitar una cesárea (razón de riesgo [RR]: 0,88; intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 0,78 a 0,99; 11 estudios clínicos; 3592 mujeres). Hubo alguna evidencia de que las inducciones fueron más lentas, pero no se detectaron otras diferencias estadísticamente significativas.

En nueve estudios clínicos (1282 mujeres) se comparó el misoprostol oral con la oxitocina intravenosa. La tasa de cesáreas fue significativamente inferior en las mujeres que recibieron misoprostol oral (RR: 0,77; IC 95%: 0,60 a 0,98; nueve estudios clínicos; 1282 mujeres), pero estas tuvieron tasas más altas de líquido amniótico teñido de meconio (RR: 1,65; IC 95%: 1,04 a 2,60; siete estudios clínicos; 1172 mujeres).

En 37 estudios clínicos (6417 mujeres) se compararon el misoprostol oral y vaginal, y no se hallaron diferencias estadísticamente significativas en los resultados primarios de muerte/morbilidad neonatal grave o muerte/morbilidad materna grave. Los resultados para el parto vaginal no logrado en 24 horas, la hiperestimulación uterina con cambios en la frecuencia cardíaca fetal y la cesárea fueron muy heterogéneos; en el caso de la hiperestimulación uterina con cambios en la frecuencia cardíaca fetal, esto se relacionó con la dosis, con tasas más bajas en las mujeres que recibieron dosis más bajas de misoprostol oral. Sin embargo, hubo menos bebés con puntaje de Apgar bajo en el grupo de administración oral (RR: 0,60; IC 95%: 0,44 a 0,82; 19 estudios clínicos; 4009 bebés) y una disminución de la hemorragia posparto (RR: 0,57; IC 95%: 0,34 a 0,95; diez estudios clínicos; 1478 mujeres). No obstante, el grupo de misoprostol oral tuvo más casos de líquido amniótico teñido de meconio (RR: 1,22; IC 95%: 1,03 a 1,44; 24 estudios clínicos; 3634 mujeres).

Conclusiones de los autores

El misoprostol oral es un agente de inducción eficaz para lograr el parto vaginal. Tiene más eficacia que el placebo y la misma eficacia que el misoprostol vaginal, y causa menos cesáreas que la dinoprostona vaginal o la oxitocina.

En los lugares donde el misoprostol continúa sin autorización como agente de inducción para el parto vaginal, muchos médicos prefieren usar un producto autorizado, como la dinoprostona. Si se utiliza misoprostol oral, la evidencia indica que la dosis debe ser de 20 a 25 mcg en una solución. Dado que la seguridad es la inquietud primaria, la evidencia respalda el uso de tratamientos orales en lugar de tratamientos vaginales. Esto es muy importante en las situaciones en las que el riesgo de infecciones por vía ascendente es alto y la falta de personal hace que no se pueda controlar como corresponde a las mujeres.